Discurso de clausura de la XVIII Muestra de Cine Realizado por Mujeres de Huesca.

img_6313-e1522871076251.jpgNuestra querida compañera Marta Mastral dio un año mas el discurso de clausura de la decimoctava muestra de cine realizado por mujeres.

18 marzo 2018 • TEATRO OLIMPIA (HUESCA)

<<Ahora es el momento.

Ahora que somos muchas más las que reivindicamos nuestro derecho a la igualdad. Ahora que las manifestaciones del 8 de marzo llenan las calles de mujeres y hombres pidiendo cambios. Ahora que el feminismo ha dejado de ser un movimiento minoritario y marginal.

Y también ahora que el banco felicita a sus clientas por el Día Internacional de la Mujer. Que las cadenas de ropa venden camisetas con lemas feministas. Y que los presentadores de los informativos se adornan con un lazo violeta la segunda semana de marzo.

Ahora, es el momento de reflexionar.

El feminismo son gestos, pero no sólo eso. Promueve la libertad individual de cada mujer, pero no sólo eso. Se celebra un día al año, pero no acaba allí.

Hace tres siglos que grupos de mujeres, siendo conscientes de las discriminaciones que sufren por el mero hecho de serlo, se han unido para reivindicar el lugar que les corresponde en la sociedad.

El de las feministas ha sido un camino largo y duro, en el que algunas han perdido el trabajo, la libertad, la integridad física e incluso la vida. Y, cuando menos, todas hemos recibido alguna vez desprecio y burla.

A pesar de todo ello, hemos llegado hasta aquí y hoy el feminismo es un movimiento global y en expansión. Mujeres de todo el mundo estamos en acción, porque desde el mundo rural y urbano, desde el ámbito doméstico y el laboral, desde la representación política y las asociaciones, mujeres de todas las edades, culturas y estatus saben que su presencia en igualdad es una revolución necesaria y trascendente.

Reivindicamos igualdad de salario y condiciones laborales. Que no se nos penalice por el hecho de ser mujeres ni en la selección, ni en la carrera profesional, ni en el sueldo. Reivindicamos ser dueñas de nuestro cuerpo y decidir sobre nuestra vida reproductiva. Reivindicamos que el cuidado se valore y se comparta, todas y todos tenemos que cuidar y queremos recibir cuidados. Reivindicamos educación universal y en igualdad. Reivindicamos para todas las mujeres una vida sin maltrato, sin abusos, sin mutilaciones y sin violencia.

Estas reivindicaciones por sí solas dan sentido al movimiento feminista. Pero el feminismo es algo más.

Históricamente, la lucha por la igualdad legal y real, siempre ha estado unida a la voluntad de una transformación política, social, cultural y económica. Aportar otros valores, cambiar los objetivos, borrar los límites, replantearse los métodos.

Tenemos ejemplos claros en los que las mujeres, conscientes de serlo y desde su condición, proponen y actúan de una forma diferente.

Las Mujeres de Negro, con representantes de los diferentes bandos de un conflicto, se manifiestan vestidas con un luto simbólico para decir NO a la guerra, priorizando la vida en paz, sobre cualquier otra reivindicación o interés.

Las ecofeministas reclaman una sociedad sostenible y redistributiva. Proponen sistemas de producción que no se apoyen en la sobreexplotación de recursos y sistemas económicos que no se basen en el consumo continuo, sin límite y sin tasa.

Las mujeres de África y América Latina luchan por salir de la pobreza mediante microcréditos. Las cantidades prestadas son pequeñas, los intereses bajos, las consecuencias de sus inversiones inmediatas y los beneficios repercuten directamente en el bienestar de toda la familia.

Son soluciones reales a diferentes a problemas globales.

Para que estas soluciones se conviertan en una alternativa real y de auténtico calado, es necesario que las mujeres que las proponen y las que las llevan a cabo sean reconocidas y respetadas. Que sean referencia y autoridad. Conseguir este reconocimiento es otro de los objetivos por los que lucha el feminismo.

La respuesta del pasado 8 de marzo evidencia que estamos en un momento histórico. Somos una red mundial que queremos que las cosas cambien. Las mujeres tenemos propuestas, conocimiento y experiencia suficiente para hacerlo. Todavía queda camino por delante, pero el movimiento es imparable.

Y entonces sí, cuando de verdad participemos en pie de igualdad y nuestras propuestas, experiencias, opiniones, sensibilidades y reivindicaciones estén presentes en las decisiones, con toda la importancia y el respeto que requieren, podremos, junto a vosotros, imaginar y construir el cambio.

En esta labor, femenina y colectiva, con interés de visibilizar lo que las mujeres cuentan, trabaja la Muestra de Cine realizado por Mujeres de Huesca hace ya 18 años. Y un año más queremos dar las gracias a quienes han caminado junto a nosotras.

El Colectivo Feminista de Huesca, entidad organizadora de esta XVIII Muestra de Cine realizado por Mujeres, agradece su colaboración a los patrocinadores:

Fundación Anselmo Pie Sopena, Diputación Provincial de Huesca y Área de Cultura del Ayuntamiento de Huesca.

Y a las siguientes entidades Colaboradoras

Alouda, Alzheimer Huesca, Ayuntamiento de Barbastro. Área de Bienestar Social, Bibliotecas Municipales de Huesca, Antonio Durán Gudiol y Ramón J. Sender, Bienvenidxs Refugiadxs Huesca, CADIS Huesca, Centro de Arte y Naturaleza (CDAN), Asociación de Mujeres Cineastas y de medios audiovisuales (CIMA), El Veintiuno, Espacio Arte y Restauración, Federación Coordinadora de Asociaciones de Mujeres de los Monegros, Grupo de trabajo ” En ojos de mujer” del Instituto de Secundaria Martínez Vargas de Barbastro, Bar la Estrella, Proyecto Concilia, TRAMA (Coordinadora de Festivales y Muestras de cine, video y multimedia realizado por mujeres) y Un día de cine.

También a multitud de colaboraciones personales: 

– Eva San Martín, Pilar Torres, Teresa Rey, Marta Ester, Gala Gracia, autora de la cortinilla, Mamen Moreu, autora del cartel anunciador de esta edición y a la Librería Anónima. Gracias Chema, Ana y Marta.

Gracias muy especialmente al Teatro Olimpia, por su esfuerzo y por su ayuda, generosa y de verdad imprescindible. Muchas gracias a Javier Fillat (Fiti), María Ángeles y Rubén.

Y quiero nombrar y destacar el trabajo y la dedicación de las 8 mujeres que han seleccionado películas, visionado cortos, programado actividades paralelas… en fin, quienes de verdad han organizado la Muestra este año: Ana Mora, Asun Gimeno, Chon Allué, Chus Fenero, Eugenia Sancet,  Lorena González, Marlen Campo y Teresa Domingo. Gracias a todas ellas.

Gracias también a las voluntarias que han trabajado para la Muestra.   

Y muchas gracias a todos ustedes por participar de este proyecto con su presencia y el calor de su aplauso.

Disfruten del documental. Nos vemos en el cine.>>

Anuncios