Abierta la convocatoria Cortos En Femenino 2018

File_001

Se abre una nueva convocatoria para la selección de Cortos en Femenino. El plazo de presentación será del 2 de octubre al 3 de diciembre de 2017.

Puedes consultar las bases en el siguiente link:

Se abre la convocatoria de la edición XVIII Cortos en Femenino

 

Anuncios

Discurso de clausura de la XVII Muestra de Cine Realizado por Mujeres de Huesca

clausura muestra xvii26 MARZO 2017 • TEATRO OLIMPIA (HUESCA)

Todos deberíamos ser feministas.

Y sin embargo, esta premisa dista mucho de la realidad. De hecho, la palabra feminista está sobrecargada de connotaciones negativas.

La autora y activista nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie lo explica así: “Para muchos, ser feminista significa que odias a los hombres, odias los sujetadores, odias la cultura africana, crees que las mujeres deberían mandar siempre, no llevas maquillaje, no te depilas, siempre estás enfadada, no tienes sentido del humor y no usas desodorante.”

De hecho, cuando se le dice a alguien “tú eres una feminista” no es un cumplido, más bien suena a acusación.

Y a partir de este momento tomo prestadas algunas palabras de la periodista Nuria Varela para dirigirme a ustedes.

El feminismo es un impertinente porque cuestiona el orden establecido.

Pero además de impertinente, el feminismo es un desconocido. Ha sido beligerante el ocultamiento del trabajo feminista a lo largo de la historia. Sin embargo, hace muchos siglos que algunas mujeres se plantean preguntas como estas:

¿Por qué las mujeres están excluidas?
¿Por qué los derechos en casi la tercera parte del mundo sólo corresponden a los varones?
¿Dónde está el origen de esta discriminación?
¿Qué podemos hacer para combatirla?

Preguntas, que no nos hemos dejado de hacer.

El feminismo es un discurso político que se basa en la justicia y un movimiento social, articulado por mujeres, que persigue enriquecer y democratizar la sociedad luchando contra la intolerancia, los prejuicios y los abusos.

Pero sobre todo, el feminismo es una toma de conciencia. Tomar conciencia de la desigualdad. Y también tomar conciencia de que aspirar a la igualdad jurídica y efectiva, la visibilidad, el respeto o la libertad para decidir sobre tu cuerpo no es un acto radical, sino de sentido común. Es algo imprescindible para construir un mundo más justo donde las personas sean lo que quieran ser y vivan como quieran vivir, sin un destino marcado por el sexo con el que han nacido.

El feminismo busca mujeres audaces y pretende de los hombres el fundamental acto de valor que hay: aceptar a las mujeres como seres humanos libres, dueñas de su destino, aptas para ganarse la vida y para gozarla sin que su condición sexual se lo impida.

Si los ojos de las mujeres son los que miran la Historia, esta no se parece a la oficial. Si son las mujeres las protagonistas, el mundo, nuestro mundo, el que creemos conocer, es otro.

Y su voz.

Si se hubiese escuchado a las mujeres hoy sabríamos de la escritora japonesa del siglo XI Murasaki Shikibu, de la filósofa del siglo XII Hildegarda de Bingen, conoceríamos el nombre de la física del siglo XVIII Émilie de Breteuil o de la pionera cineasta Alice Guy. Hoy los pueblos seríamos más sabios y las mujeres, además, sospecharíamos ante los relatos en los que no hay ni rastro de nosotras.

Hay que escuchar la voz de las mujeres y ponerle altavoces. Hay que escuchar el eco de las mujeres asesinadas por quienes fueron sus parejas. Hay que escuchar lo que piensan y sienten las mujeres obligadas a casarse con hombres a los que no han elegido; lo que piensan y sienten las mujeres violadas en guerras que nunca han deseado ni han declarado; las que sufren la ablación de su clítoris; o la voz de las esclavas sexuales atrapadas en redes de por vida.

Hay que escucharlas porque, a pesar del horror, también las oiremos reír y proponer, inventar y crear. Solucionar problemas, consolar tristezas. Ayudarse, trabajar, bailar y soñar.

Ahí están las Mujeres de Negro, palestinas y judías juntas, construyendo la paz. O las mujeres de la India abrazándose a los árboles para frenar leyes devastadoras. O las mujeres africanas, negociando con sentido común para sus países. O las europeas luchando por una paridad que haga a las democracias merecerse tal nombre. O las mujeres españolas manifestándose mes tras mes, desde hace más de 10 años, para exigir que el país entero diga “no” a la violencia de género.

Hay que ver y escuchar a las mujeres. Por eso en Huesca, el Colectivo Feminista, desde hace ya 17 años, organizamos esta Muestra de Cine. Para dar espacio a directoras de cortos, documentales y largometrajes, donde hablan y miran mujeres de todo el mundo, con diferentes experiencias, situaciones, opiniones y puntos de vista, dándoles el espacio que tendrían que tener en los circuitos habituales, pero que todavía no tienen.

Esta Muestra pretende ser un espacio de ocio, de reflexión y también de educación para los más jóvenes. Para ellas y ellos es todo lo conseguido hasta ahora. Y de ellos y ellas depende alcanzar lo que todavía nos falta.

Acabo como he empezado, con las palabras de Chimamanda Ngozi Adichie, y me sumo a su deseo:

“Hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos. Y esta es la forma de empezar: tenemos que criar a nuestras hijas de otra forma. Y también a nuestros hijos.”

Y ahora, los agradecimientos, inevitables e imprescindibles.

El Colectivo Feminista de Huesca, entidad organizadora de esta XVII Muestra de Cine realizado por Mujeres, agradece su colaboración a los patrocinadores:

Fundación Anselmo Pie Sopena, Diputación Provincial de Huesca y Área de Cultura del Ayuntamiento de Huesca.

A las siguientes entidades:
– Alouda
– Bibliotecas Municipales de Huesca, Antonio Durán Gudiol y Ramón J. Sender
– CADIS Huesca
– Chrysallis. Gracias Natalia Aventín.
– Ecologistas en Acción
– El Veintiuno

También a :
– Isabel Peña
– Susana Abad, autora del cartel anunciador de esta edición
– Muchas gracias a la Librería Anónima. Gracias Chema, Ana y Marta
– María José Galé
– Oscacine
– Un día de Cine
– Yolanda Liesa
– Belén López
– Teresa Rey
– Y a las sufragistas que ocuparon este teatro con su líder, Inma Cáceres, a la cabeza.

Y a multitud de colaboraciones personales.

Gracias muy especialmente al Teatro Olimpia, por su esfuerzo y por su ayuda, generosa y de verdad imprescindible. Muchas gracias a Javier Fillat (Fiti), María Ángeles y Rubén.

Quiero nombrar y agradecer su trabajo y dedicación a las 8 mujeres que han seleccionado películas, visionado cortos, programado actividades paralelas… en fin, quienes de verdad han organizado la Muestra este año: Ana Mora, Asun Gimeno, Chon Allué, Eugenia Sancet, Eva San Martín, Laura Gutiérrez, Lorena González y Teresa Domingo. Gracias a todas ellas.

Y finalmente, por supuesto, muchas gracias a todos ustedes por participar de este proyecto con su presencia y el calor de sus aplausos.

Buenas noches, que disfruten de la película. Nos vemos en el cine.

El Vídeo del Minuto. LOS CUERPOS

Selección de documentales de un minuto de duración, en un plano secuencia en torno a un tema:

Los Cuerpos

Pensar y representar los cuerpos para, a su vez, pensar y representar los discursos que los rodean, los códigos y las coordenadas que los enmarcan. La propuesta pretende reflejar las vivencias de las mujeres alrededor de los cuerpos y la constante negociación con el entorno económico, social y cultural.

Vídeo del Minuto

Se proyectarán en dos partes, sábado y domingo, de 45 minutos cada una a las 17 horas.

Más información en http://www.elvideodelminuto.org/

Lista Cortos ganadores 2015

CORTOS EN FEMENINO 2015

Relación de cortos seleccionados (en orden alfabético)

1– Cordelias de Gracia Querejeta · Ficción · 25′ 37”

2– El deseo de la civilización de Carolina Astudillo · Experimental · 7′ 08″

3– El experimento de Maja Djokic · Ficción · 14′ 59″

4– Flexibility de Remedios Crespo · Ficción · 10′

5– La Buena Fe de Begoña Soler · Ficción · 17′ 19″

6– Madrid de Janaina Marques · Ficción · 14′ 48″

7– Nire Aitaren Etxea de Irene Bau · Documental · 6′ 15″

8- Porsiemprejamón de Ruth Díaz · Ficción · 24′ 12″

¡¡Enhorabuena a las ganadoras!!

CLAUSURA XIV MUESTRA DE CINE REALIZADO POR MUJERES

Teatro Olimpia • Huesca 23 marzo 2014

Parte de la organización de la Muestra. Foto: Diario del Altoaragón
Parte de la organización de la Muestra. Foto: Diario del Altoaragón

Han sido 12 días de cine en pantalla grande conociendo historias ajenas: ajenas a nuestra ciudad, a nuestro entorno, a nuestro círculo de amistades, a nuestro trabajo, a nuestra familia. En muchos casos, nos las han contado mujeres de las que hasta ahora no sabíamos.

Las hemos recibido a oscuras, en silencio, recogidas en las butacas de la sala, junto a decenas de personas desconocidas que, como nosotras, han dejado de hacer otras cosas, y han elegido venir a ver películas realizadas por directoras, porque les gusta el cine y porque les interesa lo que cuentan las mujeres; y les interesa, porque creen que las mujeres cuentan.

Este hecho, tan simple, todavía sigue siendo un acto de valentía, de atrevimiento intelectual y social. Porque en la Muestra  de cine de realizadoras, todos los asuntos, los personajes y los enfoques parten de los intereses, preocupaciones, deseos e imaginarios femeninos.  Y en muchos casos, todavía hay que transgredir la inercia y los propios prejuicios para acudir a ver este cine.

Estos días hemos podido ver más de 40 películas, honestas, no convencionales, que no ceden a estereotipos.

¿Con cuál se quedan ustedes? ¿Con qué personaje? ¿Con qué propuestas?  Les ayudo a recordar:

• Quizá con Audre Lorde, poeta, feminista, lesbiana, que guió a las mujeres negras alemanas en la reafirmación de sus identidades, derechos y  cultura, y que retó a las mujeres blancas alemanas a reconocer y usar de una manera constructiva sus privilegios.

• Tal vez prefieran reflexionar sobre la revisión de los límites  entre lo autorizado y lo prohibido (y cuando digo prohibido, me refiero a montar en bicicleta, en una bicicleta verde).  O repensar la frontera  entre lo femenino y lo masculino (ahora les estoy hablando de Laurie, o Michel, la niña que quiso probar a ser niño durante un verano).

• Probablemente a alguien de ustedes les preocupa el trabajo de los cuidados, esas tareas invisibles pero imprescindibles para sostener la vida de todos. Sin cuidados no hay vida, y sin vida no hay política, ni mercados, ni crisis… absolutamente nada. Entonces, siendo imprescindible, tendremos que repensar quién lo realiza, y decidir cómo se valora, y también saber qué nos aporta

• Tal vez les sorprendió el corto que nos enseñó que la discapacidad está llena de capacidades (tantas como cocodrilos caben en un mes)

• O les emocionó el documental que habló de maternidad y paternidad, del inmenso amor de los padres de Andrea hacia su hija, afectada por una enfermedad que la hace diferente.

• ¿Y qué les pareció la solución de Geni?  Todos querían lo mejor para ella, pero solo ella sabía lo que, de verdad, quería. Muchas personas de la sala sentimos una placentera satisfacción al comprobar que nada impidió a Geni cumplir sus deseos: ni su grave accidente, ni el traumatismo craneal, ni la cojera, ni la familia, ni el desencanto del pasado, ni el incierto futuro, ni siquiera el amor paternalista de su pareja, que la protegía tanto como para invalidarla.

Tampoco nada impidió a Nayla cumplir su deseo. Ella quería entrar en el equipo de animadoras de su instituto, pero el pañuelo que su religión, su tradición y la de su familia le obligaba a llevar en la cabeza, se lo impedía. Entonces Nayla busca su solución: se rapa la cabeza. Ya no hay pelo, ya no hay pañuelo, ya no hay problemas.

Es admirable la capacidad que las mujeres han desarrollado para superar dificultades, mediante fórmulas alternativas, y conseguir llevar a cabo sus planes, cumplir sus deseos.

• Posiblemente les indignó  comprobar una vez más, que hay mujeres que viven continuamente atemorizadas, amenazadas. Que el miedo ha pasado a formar parte de sus vidas. El miedo a ser agredida, a ser violada, a ser asesinada. Habría que preguntarse qué hay detrás de todo esto, dónde está el origen.

• Y, claro está, también estos días se ha hablado de  algo que nos afecta muy directamente a la mujeres, el derecho a ser libres  y responsables para tener hijos, y libres y responsables para no tenerlos.  El derecho a poder decidir, sin peligro, sin condenas, y sin estigmas,  la interrupción voluntaria de un embarazo. Nos hacemos eco del grito de miles de mujeres: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

Es imposible hacer referencia a todos los asuntos, a todos los personajes que hemos conocido en esta edición de la Muestra, pero no quiero dejar de nombrar a las mujeres que, de forma inteligente, activa y valiente, ayudaron a cambiar la historia de este país. Ahora hablo, y con ellas me despido, de las Maestras de la República.

Porque probablemente, detrás de muchas de las cuestiones que hemos nombrado está la Educación. La Educación como ellas la estudiaron, la entendieron y la practicaron: despertar el deseo de aprender; educar para la paz y la convivencia;  enseñar, por qué no, el arte de perder el tiempo; buscar la felicidad en las aulas.

Educar, entonces, con ilusión, con emoción, con ánimo intenso, con ALMA… era la palabra con la que Cossío, el pedagogo de la Institución Libre de Enseñanza, alentaba a su alumna, la maestra oscense María Sánchez Arbós, cuando adivinaba que a esta le flaqueaban las fuerzas.

Pues con ese espíritu querríamos despedir la XIV Muestra de Cine realizado por Mujeres, el espíritu del conocimiento y de la emoción, maravillosa receta para transformar el mundo, cuyo secreto radica en que cada una de nosotras, cada uno de nosotros, modifiquemos, aunque sea levemente, nuestro entorno. Nosotras, esperamos seguir haciéndolo, como siempre, a través del cine.

Gracias a las directoras y expertas que nos han acompañado, porque hemos podido conocerlas, nos han explicado su trabajo, y han enriquecido los debates y coloquios.

Gracias al Grupo de Mujeres del Sobrarbe, a la Coordinadora de Asociaciones de Mujeres de Monegros, compañeras en otros territorios próximos de esta tarea de visibilizar a las mujeres realizadoras.

A las entidades que han patrocinado esta Muestra:

–         Ayuntamiento de Huesca

–         Fundación “Anselmo Pié Sopena”

–         Diputación Provincial de Huesca, e

–         Instituto de Estudios Altoaragoneses

Gracias también a las entidades que han colaborado:

–         Comarca Hoya de Huesca / Plana de Uesca

–         Instituto Francés de Zaragoza

–         CADIS (Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad de Huesca)

–         Vicerrectorado para el Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza

–         ALOUDA (Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui del Altoaragón)

–         Amnistía Internacional

–         Un día de cine

–         La Carbonería, espacio de arte

–         A las bibliotecas  municipales Antonio Durán Gudiol y Ramón J. Sender , que se esfuerzan cada año en adquirir  y difundir películas  realizadas por mujeres

–         A la ludoteca Cascabillo que se pone a la disposición de  madres y padres ofreciendo el servicio de guardería facilitando que puedan asistir al cine en horario de tarde.

–         A los medios de comunicación que dedican un gran esfuerzo y se alían con la organización de esta Muestra en visibilizar y difundir el cine realizado por mujeres  que acontece en nuestra ciudad

–         A los centros educativos de infantil y primaria de la ciudad

Trabajar en colaboración es una experiencia muy enriquecedora que nos beneficia mutuamente.

También a Raquel, Peski, Macu, Beatriz, Mª Angel, Eleni, Pilar… gracias por vuestra generosidad.

Al personal de la Diputación Provincial de Huesca (Juan, Luis,  Santi y Víctor), del Círculo Oscense (Ángel y José Mª) y de este Teatro Olimpia que por su historia y su cálida acogida siempre al público, nos ha albergado en los últimos días: Ramón, Mª Angeles, Rubén. Y muy especialmente, gracias a Javier Fillat (Fiti).

Saben que sin estas personas e instituciones esto no es posible.  Sin ustedes, tampoco.

Nos vemos dentro de un año, con más cine dirigido por mujeres. Hasta entonces, sean felices.